Insuficiencia renal crónica

INSUFICIENCIA RENAL CRONICA EN EL GATO

Dr. Rubén M. Gatti M.V. (*)Polidipsia_1

Función Renal

Los riñones son órganos que poseen funciones de capital importancia en la regulación del equilibrio funcional del organismo. Estas funciones las realiza a través de la eliminación de ciertas sustancias y retención de otras. Dentro de las principales funciones podemos nombrar:

 

1- Eliminación de sustancias derivadas del metabolismo proteico (urea, creatinina, ácido úrico, etc.)

2- Regulación de los equilibrios del agua, electrolitos (minerales) y estado ácido-base del organismo.

3- Eliminación de compuestos químicos introducidos al organismo por diferentes vías (alimentos, medicamentos, etc.)

4- Regulación de la formación de los glóbulos rojos a través de una hormona (eritropoyetina) fabricada en el riñón.

 

Estas funciones, se realizan en parte a través de la filtración de la sangre. Las sustancias que deben ser eliminadas van disueltas en el plasma sanguíneo y al llegar al riñón se filtran y pasan a formar parte de la orina; otro mecanismos más complejos son utilizados por el riñón para terminar de formar la orina.

 

Insuficiencia Renal Crónica (IRC)

 

Definiremos como IRC, a la Insuficiencia lenta y progresiva de todas las funciones que realiza el riñón. Esta enfermedad, en mayor o menor tiempo, lleva a un desenlace fatal, no obstante esto, la medicina veterinaria puede disminuir la velocidad de este proceso y lograr una sobrevida muy larga y con una buena calidad de vida para estos pacientes.

Las causas de la enfermedad renal son variadas y están en el orden infeccioso, tóxico, inmunológico, neoplásico, circulatorio, traumático etc. En general no es posible hacer un diagnóstico preciso sin hacer una biopsia, y aún así, aunque determinemos cual es la lesión, es dificultoso confirmar la causa del problema.

El gato es un animal adaptado a vivir en zonas desérticas, o sea con relativa privación de agua. Es uno de los animales que más puede concentrar su orina, haciendo frente de este modo a la posible falta del líquido elemento. La concentración de la orina se puede determinar por la medición de la densidad urinaria, que es un método de laboratorio muy sencillo.

El gato normalmente elimina entre 100 y 150 ml. de orina por día (20 a 30 ml/Kg./día). La ingestión de agua normal está alrededor de 50-60 ml/kg/día, es un poco más que la eliminación renal porque parte se elimina por otras vías como la respiración y la materia fecal.

El gato que come alimento casero o semihúmedo (balanceado en latas o sobres), utiliza el agua contenida en éstos y por lo tanto toma menos agua en forma directa. Cuando comen balanceado seco (contiene 10 % de humedad), deben ingerir más líquido que en el caso anterior.

La medicina preventiva es fundamental en la patología renal, todo tenedor de gatos debe controlar la ingestión de líquidos y sobre todo evitar las fuentes alternativas al bebedero como canillas que gotean, peceras, bebederos de otros animales, fuentes de agua de adorno, inodoro, bidet, etc. Si el animal toma de un solo bebedero y la persona que cambia el agua diariamente es la misma, es mucho más fácil controlar el consumo diario del gato. Lo mismo ocurre con la cantidad de orina y el cajón sanitario, cuando el gato orina más, se nota que moja más las piedritas sanitarias por lo cual, no se debe permitir que el gato orine en diferentes lugares, sobre todo cuando utiliza un jardín, macetas con tierra u otros lugares.

 

Signos clínicos en el gato con IRC

 

La primer característica observable de un riñón insuficiente es la mayor eliminación de orina por falla enPoliuria_300 la concentración. Entonces el gato comienza a presentar dos signos clínicos básicos:

 

1-    Poliuria o aumento del volumen de orina

2-    Polidipsia o aumento del consumo de líquidos

 

Para tener una idea de lo que esto significa la poliuria se presenta cuando ha dejado de funcionar el 66% de los dos riñones, o sea que solo nos queda un 33% funcionando de la masa total renal.

Cuando la pérdida del tejido renal funcional llega al 75 % comienzan a elevarse las sustancias nocivas en la sangre como la urea y la creatinina que son los principales indicadores bioquímicos y aparecen los síntomas de la intoxicación urémica.

En este estadío podemos encontrar los siguientes signos clínicos:

 

*Anorexia (falta de apetito)

*Anemia (palidez de las mucosas)

*Depresión y letargia.

*Vómitos y diarrea.

*Pérdida de peso, que puede ser muy acentuada

*Deshidratación.

*Aumento de la presión sanguínea (Hipertensión)

 

 

Diagnóstico

 

El diagnóstico se hace basándose en los signos clínicos y los datos del laboratorio.

Básicamente se realiza:

 

     1-Hemograma completo que es el recuento de glóbulos rojos y blancos.

 

       2-Bioquímica sanguínea que es la determinación de diversas sustancias relacionadas con el funcionamiento renal como la urea y creatinina ya nombradas y otros elementos como el fósforo, potasio, hierro, bicarbonato, etc.

 

     3- Análisis de orina completo (físico, químico y sedimento) y en determinados casos cultivo y antibiograma de la orina.

4-    Los estudios de diagnóstico por imágenes pueden ser necesarios como radiografías y ecografías para observar alteraciones anatómicas, presencia de cálculos, quistes renales, tumores etc.

5-    La biopsia renal, nos puede dar información bastante precisa del tipo de enfermedad presente.

 

Tratamiento indicaciones generales

 

Como la IRC es una enfermedad progresiva, el concepto actual es hacer un tratamiento conservador, esto significa, tratar de conservar al paciente con la mejor calidad de vida durante el mayor tiempo posible. Está indicado modificar la dieta y corregir las alteraciones del hemograma y de la bioquímica sanguínea.

 

Frente al cuadro inicial de poliuria - polidipsia, se deberá corregir la dieta, suministrando alimentos con bajo nivel de proteínas. Este es un problema sencillo si el gato está comiendo algún alimento balanceado, ya que hay alimentos especiales para gatos enfermos renales, entonces solo hay que ir sustituyendo uno por otro. La situación se complica cuando el gato ha comido toda su vida solamente carne o hígado u otra fuente hiperproteica. Este gato puede oponerse tenazmente a pasar a una dieta casera o balanceada de bajas proteínas. De todos modos, hay que hacer todos los esfuerzos posibles para realizar el cambio y el primero que debe comprender esto es el propietario del paciente. He visto en muchas oportunidades que el propietario, ante la negativa del gato a cambiar de comida, se da por vencido y sigue suministrando su dieta anterior, con lo cual el cuadro se agrava rápidamente.

El cambio de dieta debe ser gradual, se deberá mezclar el alimento habitual con el balanceado apropiado; al principio en muy baja proporción y luego se irá incrementado el alimento nuevo y disminuyendo la dieta anterior hasta que en el término de 10 a 15 días se pase totalmente a la nueva dieta.

Bajo ningún concepto se debe restringir el consumo de agua en estos animales, y en muchos casos es recomendable utilizar un bebedero de mayor capacidad, para no correr riesgo. La falta de agua puede producir un rápido pasaje a la etapa terminal de esta enfermedad.

Un factor muy importante es reducir toda posibilidad de estrés físico y síquico, ya que esto produce una mayor actividad catabólica que hace consumir las propias proteínas, lo cual agrava la uremia.

Obviamente que toda la batería de medicamentos a utilizar en la IRC (complejos vitamínicos, estimulantes del apetito, antibióticos, diversos minerales, hormonas, etc.) debe ser indicados por el veterinario según las necesidades del paciente.

 

Consideraciones finales

A partir de los 8 a 10 años de edad del gato, es imprescindible hacer un control anual de sangre y orina, lo que permitirá detectar precozmente cualquier alteración en el funcionamiento renal y de esta forma hacer las correcciones que correspondan, sobre todo en la dieta. Es fundamental acostumbrar al gatito a consumir alimento balanceado desde el destete. No solo es una mejor dieta en el aspecto nutritivo y sanitario (no trasmite enfermedades) sino que además va a ser mucho más sencillo cualquier cambio de dieta que sea necesario hacer si las circunstancias lo requieren.

 

(*) Médico Veterinario, Presidente de la Asociación Argentina de Medicina Felina (AAMeFe)
 
Banner
Banner
Acceder
Usuarios Online
Tenemos 4 invitados conectado(s)
Gracias por su visita

Hoy:91
Ayer:207
Este Mes:4239
Este Año:48298
Total:119232
Países
Top 5:
Unknown flag 36%Unknown (43401)
Argentina flag 20%Argentina (24337)
Spain flag 17%Spain (19884)
Mexico flag 10%Mexico (12128)
Colombia flag 6%Colombia (6891)
119232 visitas desde 113 países
Top